A ORILLA DEL MAR SE JURAN AMOR ETERNO.

El bello Puerto, que los vio nacer y crecer, fue el lugar escogido para jurarse nuevamente amor eterno.

Puerto Cortés, Honduras.

Errol Dailey e Irene Zúniga de Dailey, son una pareja de hondureños que por mas de 10 años, viven en Estados Unidos de Norteamérica, se unieron en matrimonio civil hace 42 años, para ser exactos los datos del Registro Nacional de las Personas, de Puerto Cortés, hace constar que ellos contrajeron matrimonio civil, el día jueves 11 de noviembre de 1976.

De ese admirable matrimonio, nacieron tres hijos, quienes han extendido el circulo familiar, ya que ellos se han encargado de darle a los esposos Dailey, el privilegio de convertirse en abuelos, de tres bellas princesas y cuatro elegantes caballeros, con quienes comparten momentos especiales, cada vez que tienen la oportunidad de tenerlos a todos juntos.



El sábado 20 de octubre, la encantadora dama, Irene Zúniga, celebraba la fecha de su natalicio, y para hacer que la fecha fuera recordada por otro acontecimiento especial, decidió que ese mismo día, uniría su vida, mediante el matrimonio religioso, al hombre a quien ha definido como el amor de su vida, su amigo, compañero, con quien desea pasar el resto de sus días, para seguir por la vida, recogiendo las alegrías que su amor ha ido sembrando con el pasar de los tiempos.

El reconocido Hotel Costa Azul, fue el indicado para que familiares y amistades de infancia, fueran testigos presenciales, del juramento eclesiástico de ese amor comprobado y puesto a prueba de fuego por mas de 40 años de convivir juntos.

Al enlace religioso de los esposos Dailey- Zúniga, asistieron compañeros de trabajo de la Empresa Nacional Portuaria, (ENP), lugar en donde los enamorados de nuestra historia, laboraron por muchos años, dejando buenos recuerdos entre sus compañeros que no perdieron la ocasión de reencontrarse en ese importante evento social.

Asimismo, fue notoria la presencia del alcalde de Puerto Cortés, el reconocido empresario Allan Ramos, quien también, felicitó a la pareja por ser un verdadero ejemplo para el pueblo porteño.

De igual forma, estuvieron en la boda, amistades de la pareja, así como personas muy allegadas a los hijos del matrimonio Dailey- Zúniga, quienes disfrutaron de la velada preparada para tal ocasión, siendo un requisito para asistir al enlace, estar dispuesto a degustar de la deliciosa cena , variedad de bebidas de acuerdo al gusto del invitado, pero también era imprescindibles llevar un par de zapatos que fueran confortables para poder bailar hasta que los rayos del sol anunciaran el inicio de un nuevo día.



La licenciada Agnes Clotter, hija del matrimonio antes mencionado, con orgullo acompañó a su padre, hasta el lugar en donde esperaría a su amada esposa, mientras tanto Errol y Edwin Dailey, también hijos de los esposos, se encargaron de encaminar a su bella madre, hacia los brazos de su padre, quien la esperaba para que el líder religioso, iniciara la ceremonia matrimonial.

El cortejo matrimonial, fue engalanado por los nietos, nietas y amistades muy cercanas de la familia Dailey- Zúniga.

Errol Dailey e Irene Zúniga de Dailey, aseguraron con plena seguridad que la clave para mantener un matrimonio armonioso, es nunca perder la confianza, demostrarse amor como cuando se era novio, ser un amigo, confidente y sobre todo buscar la forma de mantener siempre enamorado a su pareja.



1 vista0 comentarios

Ubicado en el tercer nivel de Plaza Mar, en Coxen Hole, Roatan.

Tels. +(504) 8837-0900, 

+(504) 94520697

SUSCRIBASE VIA CORREO

  • Negro del icono de YouTube

2019 © Centinela Informativo Copyright