El Ministerio Kadosh, unge e intercede por el departamento insular.

Roatán.

Un alto porcentaje de la población hondureña, cree plenamente que Dios Creador del Universo, es el único que puede sanar y restaurar nuestra nación de los problemas sociales, económicos y de salud, que tanto dolor ha ocasionado en la población de Honduras y del mundo.

Alarmados por el alto número de personas contagiados por el COVID-19, en Islas de la Bahía, y conociendo las limitaciones que se tiene para brindar atención a la población isleña, el ministerio Kadosh, que dirige el pastor Héctor Estrada, junto a la feligresía de su iglesia, decidieron interceder por sanidad por las islas que conforman el departamento insular, pero también intercedieron por el resto de Honduras y el mundo.

El reconocido pastor Héctor Estrada, dijo que, “ tuvimos una visión, es por eso que nos hemos levantado a interceder y ungir nuestras islas, creemos que solo el poder de Dios puede sanar nuestra tierra, hemos estado ayunando, orando y clamando por misericordia, porque sabemos que solo Dios puede limpias, sanar y salvar de toda enfermedad nuestra nación, hemos pedido en oración por todo el personal de salud que a diario se enfrenta y expone su vida por atender y salvar a la población en general, también hemos orado por nuestras autoridades para que Dios le ilumine a hacer lo correcto y lo justo en todo momento”.

De acuerdo a lo manifestado por el pastor Héctor Estrada, este domingo se ungió toda la isla de Roatán y Guanaja, pidiendo a Dios por sanidad y bienestar para toda la población de los cuatro municipios de Islas de la Bahía, se utilizó un pequeño avión el cual el costo para realizar esta actividad espiritual fue realizado con la aportación de los miembros del Ministerio Kadosh, ubicada en la comunidad de Dixon Cove, frente al Cuerpo de Bomberos de Roatán.

El pastor Estrada, termino diciendo que, “ Dios se está manifestando a su manera y a su voluntad, pero es necesario un cambio de actitud por parte de la población en general, todos debemos buscar de Dios para que él pueda cumplir su voluntad en nuestras vidas, también debemos ser obedientes a las recomendaciones que a diario nos brindan, no podemos estar clamando a Dios si no estamos dispuestos a poner de nuestra parte, el COVID-19, es real y debemos seguir confiando plenamente en el poder de Dios pero también actuando con la responsabilidad necesaria”.

91 vistas

Ubicado en el tercer nivel de Plaza Mar, en Coxen Hole, Roatan.

Tels. +(504) 8837-0900, 

+(504) 94520697

SUSCRIBASE VIA CORREO

  • Negro del icono de YouTube

2019 © Centinela Informativo Copyright