“En Honduras recrudece la violación a Derechos Humanos”: Itsmania Platero.

Roatán, 10-12-21.

El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH). La Declaración Universal de Derechos Humanos es un documento histórico que proclama los derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano, independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

El tema del Día de los Derechos Humanos de este año está relacionado con la “Igualdad” y el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Los principios de igualdad y de no discriminación son la esencia de los derechos humanos. La igualdad está alineada con la Agenda 2030 y con el enfoque de las Naciones Unidas tal como se define en el documento Shared Framework on Leaving No One Behind: Equality and Non-Discrimination at the Heart of Sustainable Development. Este enfoque incluye abordar y encontrar soluciones para formas arraigadas de discriminación que han afectado a las personas más vulnerables de nuestras sociedades.

La licenciada Itsmania Platero miembro de Movilidad Humana Mercedaria, manifestó que en nuestro país no hay nada que conmemorar, “ en el Día internacional de los derechos humanos, recrudece en Honduras la violación a Derechos Humanos, negligencia en investigación de crímenes, aumento de asesinatos selectivos, impunidad en investigación de casos de periodistas y defensores, miles de hogares enlutados producto del latrocinio en hospitales, aumentando en la población migrantes, aumentando en desempleo y abusos laborales, aumentando en crímenes transaccionales, institucionalidad de la inseguridad jurídica, entre otros, no hay nada que conmemorar”.

Platero, reconocida defensora de los derechos humanos en Honduras, también mencionó que, para reducir el índice de violación a los derechos humanos, es necesario, “luchar contra la corrupción y la impunidad, aplicar la justicia con equidad, donde los detenidos humanos no sean para ciertos sectores sino la luz que guíe a los gobernantes y funcionarios de los pueblos”.

126 visualizaciones0 comentarios