RECORDANDO A NUESTROS ANTEPASADOS.

Roatán.

Tratar de utilizar aquellos recursos que están al alcance y que permitan ahorrar en todo durante la emergencia sanitaria del COVID-19, ha provocado que algunos isleños tengan que recurrir a prácticas utilizadas por nuestros antepasados.

En los últimos días, dos maestras de Roatán, optaron por construir los famosos hornos de tierra, por lo que nos dimos a la tarea de conocer reacciones de cada una de ellas.

La profesora Dana Benett, de la comunidad de Flowers Bay, dijo que, “la idea de construir un horno de tierra, es porque este momento la situación económica está bastante difícil, por lo tanto, debemos ahorrar lo más que podamos, por el momento a nuestro alrededor podemos encontrar leña y de esa forma no gastaremos comprando gas para las estufas”

“A los isleños nos encanta hornear diferentes tipos de pan, y este horno de tierra es más económico, y una manera de enseñarles a nuestros hijos la forma en que vivieron nuestros antepasados y motivarlos a conocer más de nuestra cultura”, añadió Bennett.


Por su parte la profesora Litia Moradel de la comunidad de Spanish Town, dijo que “esto ha permitido recordar nuestra cultura, volver a usar el fuego de tierra es volver a nuestros antepasados, vienen a mi mente que desde la época de mi abuela desde ese tiempo usábamos el fuego, y según lo que nos decían nuestros abuelos, era que la comida se sentía con mejor sabor, se cocinaba mejor, y es muy cierto, la comida tiene mejor sabor y se mantiene caliente en el fuego, y es una experiencia para que volvamos a recordar como lo hacían antes y ahora en estos tiempos que estamos en esta emergencia por la pandemia del Coronavirus, muchos quizás no tenemos el gas butanos a la mano, o no tenemos el dinero para comprarlo, pero gracias a Dios tenemos esa alternativa de usar el fuego de tierra, que es algo que está a nuestro alcance”.

Moradel, añadió que, “en un principio solo pensaba usarlo para cocinar frijoles, que es lo que más tiempo se lleva, pero decidí cocinar otros alimentos, incluso hornear pan y quedan deliciosos”.

El impacto económico que ya se siente en el municipio de Roatán, por la emergencia sanitaria del Coronavirus, ha provocado que muchos isleños vuelvan a las prácticas de antes cuando no se tenía riqueza, pero la naturaleza otorgaba todo lo necesario para subsistir, razón por lo que nuestros antepasados siempre daban gracias a Dios, creador del universo.

116 vistas

Ubicado en el tercer nivel de Plaza Mar, en Coxen Hole, Roatan.

Tels. +(504) 8837-0900, 

+(504) 94520697

SUSCRIBASE VIA CORREO

  • Negro del icono de YouTube

2019 © Centinela Informativo Copyright