Vacuna contra el COVID-19, una esperanza para la industria turística de Islas de la Bahía.

Roatán, 21-04-2021.

Tras un 2020 trágico y un inicio del 2021 todavía complicado por el avance de la pandemia, las principales líneas de cruceros del mundo están planificando el reinicio de sus operaciones en varias fases a lo largo del 2021, de manera gradual y segura.

Recientemente la naviera Carnival Cruise Line, extendió su pausa operativa en Estados Unidos hasta abril, con planes de navegar nuevamente en mayo. En enero también anunció cambios en los itinerarios del Carnival Miracle, que previamente había cancelado algunos de sus viajes programados hasta septiembre.


Mientras tanto Royal Caribbean reanudó sus operaciones en diciembre, con un programa de cruceros cortos dedicados al mercado local en Singapur, en el Quantum of the Seas, que por ahora se extenderán hasta junio. Actualmente es su única operación, ya que todos los cruceros están suspendidos hasta el próximo 1 de mayo. En diciembre la compañía vendió los barcos Empress of the Seas y el Majesty of the Seas, lo que generó obvias cancelaciones de itinerarios y la reubicación de los pasajeros.

Islas de la Bahía, Roatán específicamente se convirtió en un de los destinos predilectos para la industria crucerista, tanto para la compañía Royal Caribbean como para Carnival Cruise Line, que son las líneas de cruceros que con frecuencia visitan Roatán, lo que permitió que la economía isleña dependiera al cien por ciento del turismo, economía que desde que inicio la pandemia del COVID-19, se ha visto dañada en gran medida.

El regidor municipal David Barahona, es del criterio que contar con la vacuna contra el COVID-19, podría fortalecer y atraer en un futuro cercano los cruceros a la isla, “ creo que la vacuna contra el COVID-19, es lo que esta permitiendo que muchos países puedan volver a la normalidad, mejorando su economía, creando fuentes de empleo, a medida el tiempo avanza, nos veremos obligado a que la población isleña cuente con esa vacuna, quizás eso ayude a que muy pronto los cruceros puedan retornar a nuestra isla, una vez ellos tengan autorización para zarpar a los destinos habituales, como corporación municipal estamos trabajando en buscar la forma y el mecanismo correcto para adquirir la vacuna contra el COVID-19, para poder vacunar a nuestra población, sin embargo este tema es bastante complicado y hasta el momento no hemos podido consolidar este punto, pero seguiremos trabajando buscando opciones y alternativas que favorezcan a la gran mayoría”.


“Desde el inicio de la pandemia el año pasado, la municipalidad de Roatán ha estado trabajando y apoyando hasta donde nuestras posibilidades han podido, tratamos de buscar soluciones a la situación tomando en cuenta que esto del COVID-19, era algo nuevo para el mundo entero por lo tanto no sabíamos exactamente que hacer en ese momento, sin embargo, puedo decir que todo lo que hicimos y seguimos haciendo ha sido para proteger a la población isleña en general”, detalló el funcionario municipal.

Honduras, es uno de los países, en donde el gobierno central, no ha tenido la capacidad para manejar esta crisis sanitaria, con un sistema de salud colapsado desde hace mucho tiempo y que durante esta emergencia de la pandemia del COVID-19, han salido a la luz la pudrición que existe en nuestro sistema de salud, a nivel de Centroamérica Honduras aun no inicia a vacunar a su población contra esta mortal enfermedad, apenas se ha vacunado al personal de salud, y que conste que se vacunaron con vacunas que fueron donados a nuestro país.

Es digno de admirar el papel desarrollado por los gobiernos locales de los 298 municipios de Honduras, con el presupuesto que reciben de los tributos del pueblo han intentado colaborar con el resto de las autoridades en las medidas de sus posibilidades, para que la población pueda recibir atención médica oportuna y de esa manera evitar muertes a causa del COVID-19.

72 vistas0 comentarios